¿Qué es el usufructo?


El usufructo (del latín: usus fructus, «uso del fruto»)​ es un derecho real de goce o disfrute de una cosa ajena. El Código Civil de España define este derecho en su artículo 467 como “el derecho a disfrutar los bienes ajenos con la obligación de conservar su forma y sustancia, a no ser que el título de su constitución o la ley autoricen otra cosa” .​ Por consiguiente, la persona titular del usufructo es mero tenedor respecto de la cosa pero no su dueño ni poseedor. Tiene la mera tenencia sobre la cosa, pero no la propiedad. Puede utilizarla y disfrutarla, es decir, obtener sus frutos o rendimientos, sean en especie o dinerarios, pero no puede disponer libremente de ella por no ostentar el derecho de propiedad sobre aquella. Es la razón de que no pueda enajenarla ni disminuir su valor sin el consentimiento del titular de la propiedad.

Puede afirmarse que el usufructo se presenta como una desmembración temporal del dominio. Mientras la persona titular del usufructo tiene derecho a obtener las utilidades de la cosa, la propietaria conserva tan solo su derecho de disposición sobre ella, pero sin poder usar ni gozar de lo suyo. Esta disminución de las facultades ordinarias que acompañan al derecho de propiedad propiciaron que la doctrina calificara de desnuda o nuda propiedad la posición jurídica de quien ostenta la propiedad de un bien usufructuado.

El usufructo es un derecho real de disfrute de algo ajeno, sin tener el derecho de alterar su sustancia. Es decir que no puede venderlo. El titular del usufructo no es el dueño sino quien tiene una tenencia.

Esto significa que sin tener la propiedad de algo, el beneficiario del usufructo puede obtener beneficios y hacer uso de ese bien.

El usufructo representa una desmembración temporal del dominio. El propietario sólo conserva el derecho de disposición sobre su propiedad, pero no se beneficia de la misma.

El usufructo surgió con el Derecho Romano. El objetivo era permitir a la viuda tener un medio de sustento por las ganancias obtenidas de las propiedades de su marido sin afectar la herencia de los hijos.

Cuando se realiza un usufructo, el usufructuario debe hacer un inventario de los bienes, tasarlos, y presentar una garantía que permita reparar la pérdida o deterioro de los bienes. El usufructuario también debe pagar todos los gastos de conservación, mantenimiento y reparaciones ordinarias que sean necesarias, así como los impuestos.

¿Qué es usufructuario de una vivienda?

El usufructo de un bien inmueble es el derecho real a disfrutar de un inmueble ajeno de modo completo y sin alterar su modo de ser. El usufructuario esta legitimado a usar el bien inmueble, pasando a ser de su propiedad las rentas o rendimientos que genere el bien inmueble durante la vigencia del usufructo.

¿Qué es el usufructo de una herencia?

Es lo que se conoce como usufructo en la herencia. Por tanto, el derecho de usufructo permite a su titular utilizar un bien sin ser propietario y, además, apoderarse de las rentas que genere. En el caso de un usufructo universal, el poder de utilización recae sobre todos los bienes del difunto.

¿Cuándo finaliza un usufructo?

  • Fallece el usufructuario (en los casos de usufructo vitalicio)
  • Se cumple la condición que inició el usufructo.
  • El usufructuario compra la propiedad, es decir que se vuelve propietario.
  • El usufructuario renuncia al usufructo.
  • La cosa que es usufructuada se pierde.
  • Cuando el bien no se utiliza por un determinado lapso de tiempo. La longitud de ese lapso depende de la legislación de cada país.

Ejemplos de usufructo

  • Usufructo vitalicio: Da derecho al uso y beneficio de un bien hasta la muerte del usufructuario. Ejemplo: una viuda puede utilizar los beneficios de un empresa que había sido propiedad de su marido y que ahora es propiedad de sus hijos.
  • Usufructo de bienes inmuebles: Permite disfrutar de bienes que tengan una situación fija, es decir que no pueden ser desplazados. Habitualmente se refieren a casas, tierras, terrenos, departamentos, fábricas, locales comerciales. Ejemplo: puede hacerse usufructo de una casa viviendo en ella o alquilándola, pero no se la puede vender.
  • Usufructo voluntario: Son constituidos por la voluntad de las partes. Ejemplo: si se firma un contrato para que un campesino cultive tierras que son propiedad de otro y venda o consuma sus productos.
  • Usufructo legal: Establecidos por disposición legal. Ejemplo: si la legislación de un país determina que todo viudo o viuda disfrutará del usufructo vitalicio de las propiedades del cónyuge.