El Registro Central de Delincuentes Sexuales (RCDS) es un registro con datos sobre las personas que han sido condenadas por un delito de naturaleza sexual. Los «delitos de naturaleza sexual» son aquellos por agresión y abuso sexual, acoso sexual, exhibicionismo y provocación sexual, prostitución y explotación sexual y corrupción de menores.

El Registro Central de Delincuentes Sexuales (RCDS) constituye un sistema de información (no público) relativo a la identidad, perfil genético, penas y medidas de seguridad impuestas a aquellas personas condenadas por cualquier delito de naturaleza sexual. Se considera ‘delitos de carácter sexual’ aquellos relacionados con la libertad e indemnidad sexuales o la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, incluyendo la pornografía, con independencia de la edad de la víctima*. Esta información incluye condenas hechas tanto en España como en otros países.

El Registro Central de Delincuentes Sexuales contiene toda la información penal que consta tanto en el Registro Central de Penados como en el Registro Central de Sentencias de Responsabilidad Penal de los Menores que esté relacionada con delitos de naturaleza sexual. Los delitos de naturaleza sexual son aquellos por agresión y abuso sexual, acoso sexual, exhibicionismo y provocación sexual, prostitución y explotación sexual y corrupción de menores (Disposición final decimoséptima de la Ley 26/2015).

Obtener Certificado de Delitos de Naturaleza Sexual

¿Qué información se incluye en el Certificado de Delitos de Naturaleza Sexual?

El Certificado de Delitos de Naturaleza Sexual (CDNS) es el documento que incluye información de las condenas por delitos de naturaleza sexual. Los delitos de naturaleza sexual son aquellos por agresión y abuso sexual, acoso sexual, exhibicionismo y provocación sexual, prostitución y explotación sexual y corrupción de menores.

Es obligatorio presentarlo para poder ejercer profesiones o realizar actividades de voluntariado que supongan un contacto habitual con la infancia.

El Certificado de Delitos de Naturaleza Sexual (CDNS) incluye aquella información sobre condenas (o la ausencia de éstas) por delitos de naturaleza sexual, y es obligatorio presentarlo para aquellos trabajos o actividades con un contacto habitual con menores. Las actividades han de implicar por sí mismas un contacto habitual con menores, por ejemplo, como destinatarios prioritarios de los servicios prestados (…), y no meramente circunstancial. Es el empresario quien señala que actividades cumplen estas funciones*.

El CDNS nace de las provisiones establecidas de la Directiva 2011/92/UE del Parlamento Europeo y del Consejo de 13 de diciembre de 2011 relativa a la lucha contra los abusos sexuales y la explotación sexual de los menores y la pornografía infantil. Esta directiva establece que los empresarios tienen el derecho a ser informados de los antecedentes penales de personas condenadas por infracciones sexuales contra menores cuando contraten personal u ofrezcan una actividad de voluntariado para un puesto que implique contacto con menores. Esta directiva europea ha sido integrada en la legislación española por la Ley 26/2015, de 28 de julio, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia. La Ley 26/2015 ha sido desarrollada por el Real Decreto 1110/2015, de 11 de diciembre, por el que se regula el Registro Central de Delincuentes Sexuales .

Según el Real Decreto 1110/2015, el CDNS incluye la mayoría de inscripciones (incluyendo las anteriores a la Ley 26/2015) del nuevo Registro Central de Delincuentes Sexuales. El certificado incluye todas aquellas inscripciones sobre delitos de naturaleza sexual, que estén contenidas tanto en el Registro Central de Penados como en el Registro Central de Sentencias de Responsabilidad Penal de los Menores. Es importante recalcar que esta información debe ser sobre registros que no estén cancelados. En el certificado figuran todas las inscripciones no canceladas de sentencias inculpatorias firmes en España o en otros países de la Unión Europea por la comisión de una conducta tipificada como delito contra la libertad e indemnidad sexual, incluyendo la agresión y abuso sexual, el acoso sexual, el exhibicionismo y la provocación sexual, la prostitución y la explotación sexual, la corrupción de menores, y la trata de seres humanos.

¿En qué situaciones laborales se exige el Certificado de Delitos de Naturaleza Sexual?

El Certificado de Delitos de Naturaleza Sexual se requiere en aquellas profesiones que presenten un contacto habitual con menores (ver la lista abajo). La empresa o la institución contratante es la responsable de determinar en qué profesiones existe un contacto habitual con menores.

A continuación se detalla la siguiente información:

El CDNS se debe exigir en aquellos trabajos que impliquen un contacto habitual con menores. Según la Agencia Española de Protección de Datos (2015) es necesario que la actividad implique en sí misma un contacto habitual con menores, por ejemplo, como destinatarios prioritarios de los servicios prestados (…), y no meramente circunstancial.

A continuación se presenta una tabla en la que se detallan aquellas profesiones en las que se ha encontrado algún tipo de regulación oficial en que se exige este documento. Es importante señalar que los trabajos en esta lista son orientativos. El CDNS se requiere en más tipos de trabajo.

Fuente: elaboración propia