Informe de estar al corriente de las obligaciones en la Seguridad Social


Informe de estar al corriente de las obligaciones en la Seguridad Social

A través de este servicio puede consultar on-line, obtener y/o imprimir un informe sobre la existencia o inexistencia de deudas con la Seguridad Social.

A través de este servicio, las personas físicas que tienen asignado número de afiliación a la Seguridad Social (NAF), podrán obtener y/o consultar on-line un certificado en el que se recoge la información relativa a la existencia o no de deudas contraídas con la Seguridad Social, cualquiera que sea el Régimen al que estén adscritas.

Solicitar

Próximamente…

A quién va dirigido

Personas con número de afiliación a la Seguridad Social (NAF), cualquiera que sea el Régimen al que pertenezcan.

Qué permite realizar

  • Visualizar y consultar de forma inmediata el informe.
    • Si se refleja una deuda con la Seguridad Social, se obtiene un segundo informe con los documentos de deuda, periodos e importes por los que se ha emitido.
  • Descargarlo en formato PDF.
  • Imprimirlo.

La propia Seguridad Social aconseja tener en cuenta el Código Electrónico de Autenticidad (CEA), que se halla al pie del certificado obtenido, con el que puede comprobar la autenticidad del certificado a través del Servicio de Verificación de Integridad Documental.

¿Qué es el certificado de estar al corriente con la Seguridad Social?

Por internet se puede solicitar el certificado de estar al corriente con la Seguridad Social. Estar al corriente con la Seguridad Social es una obligación importante para que las prestaciones no sean rechazadas por deudas con la Tesorería. Sin embargo, hay trabajadores que no saben si tienen sus cuentas al día y en ocasiones otros trámites exigen presentar un certificado de estar al corriente de pagos.

Quienes pueden tener deudas con la Seguridad Social son únicamente los trabajadores por cuenta propia o las empresas. Sin embargo, un trabajador asalariado también puede solicitar el certificado.

El certificado de estar al corriente con la Seguridad Social tendrá validez durante un período de doce meses contados desde la fecha de su expedición.

El certificado de estar al corriente con la Seguridad Social es un documento acredita si una persona o una empresa tiene o no deudas con la Seguridad Social.

Todos ejercemos una actividad laboral por cuenta propia o ajena y cotizamos todos los meses, lo que nos da derecho a acceder a prestaciones como la sanidad pública, prestaciones por incapacidad si no podemos trabajar, la prestación por maternidad y la pensión de jubilación.

Las empresas tienen la obligación de abonar las cuotas de cotización de sus empleados, mientras que los autónomos son responsables de pagar mensualmente sus cuotas según la base de cotización que hayan elegido.

Cuando se tienen deudas con la Seguridad Social la cantidad pendiente de pago se incrementará con intereses y recargos, llevando a que la Administración realice embargos y ejecute los bienes. Además de que se pierden los derechos con respecto a las prestaciones públicas.

¿Quién puede pedir el certificado de estar al corriente con la Seguridad Social?

El certificado de estar al corriente con la Seguridad Social lo pueden solicitar todos los obligados a pagar cotizaciones (trabajadores por cuenta propia y empresarios) y los trabajadores por cuenta ajena para asegurarse que su empresario está cumpliendo con las obligaciones.

¿Para qué sirve el certificado de estar al corriente con la Seguridad Social?

Normalmente el certificado de estar al corriente con la Seguridad Social se solicita cuando se debe de realizar algún trámite con la Administración Pública. Estos trámites en los que suele ser necesario acreditar que no tenemos ninguna deuda pendiente con la Seguridad Social están relacionados con:

  • Conseguir bonificaciones o subvenciones.
  • Poder participar en concursos o contratos públicos.
  • Solicitar aplazamientos de pago de deudas.
  • Para la subcontratación, sobre todo para el subcontratista, ya que como tal, responderíamos solidariamente de las deudas que tuviera la empresa subcontratada con la Seguridad Social.

También se solicita para acreditar que es una persona solvente que cumple con sus obligaciones.

A través de este servicio se puede ver y consultar de manera inmediata el certificado que muestra nuestra situación con la Seguridad Social. También se puede acceder a certificados específicos sobre la obtención de subvenciones o la participación en los procedimientos de concesión de contratos del sector público. El servicio permite descargar el documento en formato PDF e imprimirlo. Además, el certificado de deudas incluye el Código Electrónico de Autenticidad (CEA). Este código sirve para comprobar la legitimidad del documento a través del Servicio de Verificación de Integridad Documental.

El certificado es especialmente importante para los autónomos y emprendedores que se incluyen en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), ya que ingresan personalmente sus cotizaciones y cuotas. En lo que respecta a los trabajadores por cuenta ajena, de los gastos de la Seguridad Social se encarga la empresa cuando contrata al empleado. Pero en el caso de las personas autónomas, existe la posibilidad de que tengan alguna cuota mensual sin pagar o que necesiten pedir un aplazamiento de pagos.

El certificado de deudas sirve para realizar diversos trámites con la administración pública, como pedir ayudas, subvenciones, prestaciones, bonificaciones en las cuotas o solicitar concursos públicos.

¿Qué es el certificado de estar al corriente con la Seguridad Social?

También se le denomina certificado de la Seguridad Social, aunque su nombre real es certificado de estar al corriente en las obligaciones de la Seguridad Social. Se trata de un documento con plena validez legal que acredita si una persona o una empresa tiene o no deudas con la Seguridad Social.

Como seguro que ya sabes, todos los que ejercemos una actividad laboral por cuenta propia o ajena cotizamos todos los meses. Esto nos da derecho a acceder a una serie de ventajas como la sanidad pública, prestaciones por incapacidad si no podemos trabajar, la prestación por maternidad y la pensión de jubilación.

Tratándose de empresarios, estos tienen la obligación de abonar las cuotas de cotización de sus empleados, mientras que los autónomos son responsables de pagar mensualmente sus cuotas según la base de cotización que hayan elegido.

Si se tienen deudas con la Seguridad Social la cantidad pendiente de pago irá creciendo paulatinamente a base de intereses y recargos, pudiendo llegar la Administración a embargar y ejecutar tus bienes si no pagas. Además, se pierden derechos con respecto a las prestaciones públicas.

Quienes se pueden endeudar con la Seguridad Social son los autónomos y las empresas. Los asalariados no son responsables del pago de sus cuotas, por lo que las consecuencias recaen directamente sobre su empleador si este no ha pagado lo que debía.

¿Quién puede pedir este certificado?

Todos los obligados a pagar cotizaciones (trabajadores por cuenta propia y empresarios), pero también los trabajadores por cuenta ajena para asegurarse de que su empleador está cumpliendo con su obligación.

¿Para qué sirve el certificado de estar al corriente de pago con la Seguridad Social?

En la mayoría de los casos este documento se solicita cuando el interesado tiene que hacer algún trámite con una Administración Pública. Si quiere pedir una subvención o algún tipo de ayuda, si va a participar en un concurso público, etc.

También se puede solicitar para acreditar ante alguien que se es una persona solvente que cumple con sus obligaciones. Y a veces se recurre a él para hacer gestiones relacionadas con las cuotas, por ejemplo para solicitar un aplazamiento en los pagos.

¿Cómo es este documento?

Tiene plena validez legal y cuenta con un sello de la Tesorería General de la Seguridad Social y con firma de la Subdirectora General de Recaudación. Identificando al solicitante y manifestando si existen o no deudas. En caso de haberlas, se enumeran las mismas indicando el importe de cada una.

El documento incluye también la fecha de expedición, algo que es muy importante, porque puede que una persona no tenga deudas hoy pero sí dentro de unos meses. Así que conviene estar muy atentos a su validez.