Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI)

A través de de los siguientes informes puede consultar el Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI):

¿Qué es el Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI)?

El Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI) es un fichero de incumplimiento de obligaciones dinerarias de titularidad privada cuya finalidad es contribuir al saneamiento del sistema financiero y mejora del tráfico mercantil, mediante la puesta a disposición de información relativa a incumplimientos de pago, a través de sistemas informáticos centralizados.

El Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI) está constituido por la información relativa a aquellos impagos, exclusivamente de personas jurídicas, de cuantía igual o superior a 300 euros, que se produzcan en documentos en los que conste la firma del deudor reconociendo la deuda (letras aceptadas, pagarés cambiarios, cheques de cuenta corriente y pagarés de cuenta corriente), que sean de uso en masa en el sistema bancario y que tengan fuerza ejecutiva.

Asimismo, el Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI) recoge los recibos que suplan a las letras de cambio en los que conste la aceptación del deudor con su firma y cumplan los restantes requisitos antes señalados, salvo el de fuerza ejecutiva.

La información la aportan Bancos, Cajas de Ahorro, Cajas Rurales y Cooperativas de Crédito (“entidades de depósito”).

El plazo de permanencia de la información contenida en el RAI es, actualmente, de treinta meses.

Una de las principales medidas que toman los acreedores y proveedores, es la consulta del Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI), de esta manera pueden realizar el estudio de riesgos sobre el crédito, o a la hora de pedir una hipoteca u operación comercial. Por lo cual si actualmente estas en el RAI, podrás tener serios problemas de financiación, así como en el momento de establecer relaciones comerciales.

Imagina que realizaras una compra, lo más importante del RAI, es que le permite a tu proveedor, la posibilidad de estudiar tu responsabilidad comercial. Por ejemplo, si tienes una deuda grande, no querrán aceptarte como cliente. La forma más fácil en que los proveedores pueden hacer esto, es a través de los informes comerciales, que facilitan la información acerca de las empresas inscritas  en el RAI.

Los principales encargados de dar a conocer el listado de morosidad al RAI se tratan de las entidades de depósito (crédito).  En el momento en que estas reciben cualquier documento de pago autorizado por el deudor, es decir, con la firma que autoriza estar comprometido con el pago, y éste resulte negado, será comunicado al RAI y por consiguiente será inscrito en el fichero de morosos.   Es decir, si te encuentras en el RAI, lo más seguro es que hayas incumplido con un pago previo.

Si aún no sabes la razón por la cual te encuentras incluido en el listado de morosidad, puedes solicitar la información, y acceder a tus datos para conocer todo acerca de quién te ha fichado, qué empresa ha solicitado la inclusión, el impago por el cual le están reclamando, y toda la información referente a usted y su gestión comercial, acerca de sus deudas e impagos.

Si te encuentras incluido en el Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI) estas en un grave aprieto, el tiempo de permanencia de tus datos en la lista de morosos del RAI es actualmente de 30 meses. Esto quiere decir que los proveedores, y las personas físicas o jurídicas que tengan posibilidad de acreditar, así como las empresas especializadas en realizar informes comerciales podrán acceder a tus datos y crearte mala reputación.

Una vez saldada la deuda, al ponerte en contacto con la empresa responsable de tu inclusión en el fichero, podría eliminarte completamente, lo más común, es que debas mostrar constancia de que la deuda se ha pagado. Sin embargo,  el tiempo de permanencia verdadero actual de tus datos en el RAI, aunque no siempre se ponga en práctica es de un periodo de 30 meses.

De igual manera puedes solicitar una cancelación de tus datos en este fichero de morosos si; la deuda ha sido saldada y aun continúas en el fichero, si llevas incluido un periodo mayor a los 30 meses establecidos, si no te han comunicado a través de una carta de tu inclusión en el listado,  si te encuentras en desacuerdo con la deuda o simplemente la deuda no es real o no se puede demostrar a través de la documentación requerida.

Pese a todas las complicaciones que puede acarrear el estar inscrito en el Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI), el tiempo máximo que tus datos pueden permanecer en el sistema es de un periodo total de 30 meses. Posterior a esto, si has saldado tu deuda, puedes solicitar la cancelación de tus datos en el fichero de morosos, de esta manera, será como si nunca hubieses estado en él, y podrás seguir con normalidad tu vida comercial, y el desarrollo de tu empresa. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario